12/24/13

10:52
¡Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia, del que proclama la paz, del que anuncia la felicidad, del que proclama la salvación, y dice a Sión: "¡Tu Dios reina!". ¡Escucha! Tus centinelas levantan la voz, gritan todos juntos de alegría, porque ellos ven con sus propios ojos el regreso del Señor a Sión, ¡Prorrumpan en gritos de alegría, ruinas de Jerusalén, porque el Señor consuela a su Pueblo, él redime a Jerusalén! El Señor desnuda su santo brazo a la vista de todas las naciones, verán la salvación de nuestro Dios. December 23, 2013 at 05:00PM

10:52
Entonen al Señor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas, la salvación provino de su diestra, de su brazo de santidad. El Señor dio a conocer su salvación, hizo ver a los paganos su justicia, se acordó de su amor y fidelidad en favor de la casa de Is rael. Todos, hasta los confines del mundo, han visto la salvación de nuestro Dios. se acordó de su amor y fidelidad en favor de la casa de Is rael. Todos, hasta los confines del mundo, han visto la salvación de nuestro Dios. se acordó de su amor y fidelidad en favor de la casa de Israel. Todos, hasta los confines del mundo, han visto la salvación de nuestro Dios. ¡Aclamen al Señor, toda la tierra, estallen en gritos de alegría! ¡Canten con la cítara al Señor, con la cítara y al son de la salmodia, al son de la trompeta y del cuerno aclamen el paso del Rey, el Señor! December 23, 2013 at 05:00PM

10:52
Después de haber hablado antiguamente a nuestros padres por medio de los Profetas, en muchas ocasiones y de diversas maneras, ahora, en este tiempo final, Dios nos habló por medio de su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas y por quien hizo el mundo. El es el resplandor de su gloria y la impronta de su ser. El sostiene el universo con su Palabra poderosa, y después de realizar la purificación de los pecados, se sentó a la derecha del trono de Dios en lo más alto del cielo. Así llegó a ser tan superior a los ángeles, cuanto incomparablemente mayor que el de ellos es el Nombre que recibió en herencia. ¿Acaso dijo Dios alguna vez a un ángel: Tú eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy? ¿Y de qué ángel dijo: Yo seré un padre para él y él será para mi un hijo? Y al introducir a su Primogénito en el mundo, Dios dice: Que todos los ángeles de Dios lo adoren. December 23, 2013 at 05:00PM

10:52
Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. Al principio estaba junto a Dios. Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe. En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la percibieron. Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. El no era la luz, sino el testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera que, al venir a este mundo, ilumina a todo hombre. Ella estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron. Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios. Ellos no nacieron de la sangre, ni por obra de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino que fueron engendrados por Dios. Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él, al declarar: "Este es aquel del que yo dije: El que viene después de mí me ha precedido, porque existía antes que yo". De su plenitud, todos nosotros hemos participado y hemos recibido gracia sobre gracia: porque la Ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo. Nadie ha visto jamás a Dios; el que lo ha revelado es el Hijo único, que está en el seno del Padre. December 23, 2013 at 05:00PM

10:52
Con palabras sublimes, ardiente de amor, María también lo mecía: "¿quién me concedió, a mí, concebir y dar a luz al que es el único y el múltiple, el Pequeño y el Grande? está entero cerca de mí, y por completo cerca de todo el universo. El día en que Gabriel mismo entró en mi pobre casa, me saludó como a noble dama siendo sirvienta: ¡si yo era la sierva de tu divinidad!(Lc 1,38), pero soy la madre también de tu humanidad, ¡mi Señor y mi hijo! La sierva de repente se hizo hija de rey, ¡por ti, Hijo de rey! ¡ Por de ti, hijo de David, la más humilde en la casa de David, una chica de la tierra alcanza hasta el cielo, ¿Por aquel que es del cielo! ¡Qué maravilla! cerca de mí reposa este recién nacido, el más Anciano de todos los tiempos! (Dn 7,9) fija su mirada sobre el cielo entero, Mientras que sin tregua Sus labios balbucean. ¡Como se me parece! ¡Mientras que con Dios habla en silencio! ¿Quién jamás vió a un recién nacido mirar en todo lugar todas las cosas? Su mirada da a entender que es él quien dirige toda la creación de arriba a abajo. Su mirada da a entender que es el dueño de todo el universo. ¿Cómo abriré unana fuente de leche para ti, que eres la Fuente? ¿Cómo te alimentaré a Ti que alimentas a todo ser de tu mesa? ¿Cómo te cubriré de mantillas, A Ti que estás vestido de esplendor? (Sal. 103,2) ¡Mi boca no sabe cómo llamarte, ¡Oh, Hijo del Dios vivo! (Mt 16,16) Si me atrevo a llamarte hijo de José, tiemblo porque no eres de su semilla … Aunque seas el Hijo del Único en lo sucesivo te llamaré el hijo de un gran número, porque para ti no bastan millares de nombres: eres Hijo de Dios, pero también hijo del hombre (Mc 1,1; 8,31) Y luego, hijo de José (Lc 3,23) e hijo de David (Lc 20,41) e hijo de María (Mc 6,3). December 23, 2013 at 05:00PM

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.