sábado 1 Marzo 2014 : Salmo 141(140),1-2.3.8.

10:53
Señor, te llamo, ven a mí sin demora, escucha mi voz cuando a ti grito. ¡Suba a ti mi oración como el incienso, mis manos que a ti levanto sean como la ofrenda de la tarde! Pon, Señor, una guardia ante mi boca y vigila la puerta de mis labios. Adonai Señor, hacia ti vuelvo mis ojos, en ti me refugio, no expongas mi vida. February 27, 2014 at 05:00PM
Etiquetas:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.