1° Semana Navidad 

23:38
Bloch-Sermon_On_The_Mount

🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹

               *”Verbum Spei”*

        _”Palabra de Esperanza”_

       

🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸

*1° Semana Navidad*

*27 Diciembre*

*El Evangelio de hoy*

*Juan 20, 2-9*
El primer día después del sábado, María Magdalena vino corriendo a la casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos, pero el otro discípulo corría más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro, e inclinándose, miró los lienzos puestos en el suelo, pero no entró.

En eso llegó Simón Pedro, que lo venía siguiendo, y entró en el sepulcro. Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó, porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras, según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos.

*Reflexión:*

La tradición cristiana nutrida del NT, ha llamado siempre a Juan el discípulo amado. Esta tradición nace con el mismo evangelio de Juan, dado que para este evangelista, en su tradición sólo hay un Juan, el bautista. Su evangelio no menciona la vocación de Santiago y Juan hijos de Zebedeo, pero la presupone cuando habla de los dos discípulos a los que Juan el bautista incita a seguir a Jesús, quienes fueron con Él y se quedaron a su lado aquel día.

Juan es el símbolo del enamorado de Jesús, del fiel devoto y seguidor suyo, aquél que encuentra en Jesús el sentido de su vida y la razón de su existir; del mismo modo que lo fue María Magdalena entre las mujeres. A ese amor incondicional a Jesús se corresponde el título de “discípulo amado”. Pero, llama la atención que a pesar de ser éste el discípulo a quien Jesús amaba, la iglesia siempre fue consciente del lugar de Pedro.

Juan es el amado, pero Pedro es el elegido; Juan es el contemplativo, pero Pedro es el arrojado; Juan es el místico, pero Pedro es el fiel. Jesús nos muestra que el amor es el complemento de la convicción. Amar y ser amado por Dios es sólo un lado de la moneda; la otra es el amor en acción, la entrega, la oblación, la donación. Juan es el símbolo del enamorado de Dios y del amado de Dios, pero siempre es presentado al lado de Pedro para recordarnos que el amor es también acción. 

(Evangelización Activa).

*Oración:*

Señor Jesús, quiero tener una vida llena de tu amor, que cada día pueda experimentar las maravillas de vivir en tu Reino y de tener tu favor, enséñame a transmitir ese gozo y felicidad que es producto de vivir en tu querer. Amén.
*Acción:* 

Hoy juntaré a mi familia y compartiremos lo grande que es Dios. 

🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹

         *”Nuntium Verbi Dei”*   

_”Mensaje de la palabra de Dios”_

🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸


Etiquetas:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]