10/13/18

23:23


Por: H. Rubén Tornero, L.C. | Fuente: missionkits.org

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Cristo, Rey nuestro. ¡Venga tu Reino!

Oración preparatoria (para ponerme en presencia de Dios)

Jesús, gracias por este momento que me regalas para poder estar contigo. Sólo Tú sabes lo mucho que he tenido que pasar para poder llegar a estar en tu presencia. Conoces bien todas mis batallas, victorias y derrotas. Conoces bien todo lo que me pasa, pues jamás te has alejado de mi lado. Ayúdame a darme cuenta que eres el amigo que nunca me abandona, el Papá más amoroso que me espera y me anima siempre. Aumenta mi fe en Ti, Señor. Ayúdame a saber escuchar tu voz en este momento de oración y jamás permitas que pierda de vista que Tú siempre estás a mi lado. Amén.

Evangelio del día (para orientar tu meditación)

Del santo Evangelio según san Marcos 10, 17-30

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó corriendo un hombre, se arrodilló ante él y le preguntó: "Maestro bueno, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?". Jesús le contestó: "¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno sino sólo Dios. Ya sabes los mandamientos: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no cometerás fraudes, honrarás a tu padre y a tu madre".

Entonces, él le contestó: "Maestro, todo eso lo he cumplido desde muy joven". Jesús lo miró con amor y le dijo: "Sólo una cosa te falta: Ve y vende lo que tienes, da el dinero a los pobres y así tendrás un tesoro en los cielos. Después, ven y sígueme". Pero al oír estas palabras, el hombre se entristeció y se fue apesadumbrado, porque tenía muchos bienes.

Jesús, mirando a su alrededor, dijo entonces a sus discípulos: "¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el Reino de Dios!". Los discípulos quedaron sorprendidos ante estas palabras; pero Jesús insistió: "Hijitos, ¡qué difícil es para los que confían en las riquezas, entrar en el Reino de Dios! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el Reino de Dios".

  1. se asombraron todavía más y comentaban entre sí: "Entonces, ¿quién puede salvarse?". Jesús, mirándolos fijamente les dijo: "Es imposible para los hombres, más no para Dios. Para Dios todo es posible".

Entonces Pedro le dijo a Jesús: "Señor, ya ves que nosotros lo hemos dejado todo para seguirte".

Jesús le respondió: "Yo les aseguro: Nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, dejará de recibir, en esta vida, el ciento por uno en casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y tierras, junto con persecuciones, y en el otro mundo, la vida eterna".

Palabra del Señor.

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio

Muy amada alma:

Acabas de leer que miré con amor a ese joven. ¿Sabes?,no es al único que he mirado con amor. Cada mañana miro como te levantas. Miro tus alegrías, tus luchas, tus derrotas, tus dolores, tus heridas. Eres preciosa a mis ojos, te amo y solo tengo ojos para ti. Eres mi creación predilecta, mi hija más amada.

Cada instante, cada minuto, cada segundo te miro con amor. No importa lo que hagas, ni lo que digas... Te amo por lo que eres.

¡Si tan sólo fueras consciente de lo mucho que te amo y de lo importante que eres para mí!, si lo supieras de verdad, seguramente no te alejarías jamás de mi lado... Pero quiero hacerte saber que nisiquiera eso importa: No importa cuántas veces te alejes como se alejó ese joven rico, ni qué tan lejos te vayas... Nunca, ¡NUNCA!, dejaré de mirarte con amor ni me cansaré de esperarte.

Corre, vuela, no te detengas. Sólo recuerda que pase lo que pase, siempre habrá alguien para quien eres lo más importante y que te mira con todo el cariño y toda la ternura que puede existir.

Nunca lo olvides. Siempre estaré allí para ti, mirándote con amor. Nada ni nadie puede cambiar mi amor por ti.

Atentamente, Jesús.

El amor es incompatible con la idolatría: si algo se convierte en absoluto e intocable, entonces es más importante que un cónyuge, que un hijo, o que una amistad. El apego a un objeto o a una idea hace ciegos al amor. Y así para ir detrás de los ídolos, de un ídolo, podemos incluso renegar al padre, la madre, los hijos, la mujer, el esposo, la familia... lo más querido. El apego a un objeto o a una idea hace ciegos al amor. Llevad esto en el corazón: los ídolos nos roban el amor, los ídolos nos hacen ciegos al amor y para amar realmente es necesario ser libres de todo ídolo.
¿Cuál es mi ídolo? ¡Quítalo y tíralo por la ventana!
(Homilía de S.S. Francisco, 1 de agosto de 2018).

Diálogo con Cristo

Ésta es la parte más importante de tu oración, disponte a platicar con mucho amor con Aquel que te ama.

Propósito

Proponte uno personal. El que más amor implique en respuesta al Amado… o, si crees que es lo que Dios te pide, vive lo que se te sugiere a continuación.

El día de hoy, voy a buscar hacer una visita a Cristo Eucaristía intentando experimentar su mirada amorosa y así poder seguirlo.

Despedida

Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios, a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

¡Cristo, Rey nuestro!
¡Venga tu Reino!

Virgen prudentísima, María, Madre de la Iglesia.
Ruega por nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

Let's block ads! (Why?)

23:15
Bloch-Sermon_On_The_Mount

🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹
_”Verbum Spei”_
_”Palabra de Esperanza”_
https://m.facebook.com/ParroquiaSanPabloAcala/
🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸
*28° Domingo Tiempo Ordinario*
*El Evangelio de hoy* *Marcos 10,17-30*

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?»
Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.»
Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»
Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego síguerne.»
A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!»
Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?»
Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»
Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.»
Jesús dijo: «Yo les aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.»

*Reflexión*
Seguir a Jesús es un gran desafío. Porque para alcanzar la verdadera sabiduría hay que saber relativizar todo lo que se tiene, todo lo demás. No se encuentra la vida en las cosas que se poseen ni en cumplir todos los mandamientos. La verdadera sabiduría está en reconocer que todo es don, un regalo que Dios nos hace. Y sólo cuando nos volvemos a él con las manos vacías, somos capaces de acoger ese don enorme que es la felicidad o la vida eterna.
A los ricos se les hace difícil entrar por ese camino. Están muy preocupados con las cosas que tienen. Pasan el día pensando en cómo tener más y en cómo defenderlas mejor. Sólo si son capaces de liberarse de las cosas que tienen, descubrirán en el rostro del otro a un hermano o hermana y se darán cuenta de que la felicidad está en el encuentro fraterno con los demás. Todos como hermanos y hermanas entre nosotros y como hijos e hijas de Dios.

*Oración*
Señor Jesús, quiero que seas el dueño de mi corazón. Quiero pedirte la sabiduría que necesito para ser verdaderamente un hijo tuyo, para poder ser feliz y vivir en plenitud con mis hermanos. Amén.

*Acción*
Hoy pediré a Dios sabiduría, no poder ni riqueza, pues mediante la sabiduría aprenderé a amar más y a mejorar mis relaciones humanas.

🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹
_”Nuntium Verbi Dei”_
_“Mensaje de la palabra de Dios”_
🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸

22:51 ,


Suscríbete a nuestro canal 👉 http://bit.ly/SuscribeteTeleVID 👈 El Padre Fray Alejandro Tobón comparte con nosotros el #EvangelioDeHoy domingo 14 de octubre, Marcos Capítulo 10 Versículos 17 al 30. Conéctate con la #LectioDivina 📖 http://bit.ly/EvangelioDeHoy Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,17-30): En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?» Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.» Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.» Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego síguerne.» A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.» Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.» Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.» Jesús dijo: «Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.» #PalabraDelSeñor Eucaristía de hoy: 👉 http://bit.ly/SantaMisaTeleVID 👈 Santo rosario: 👉 http://bit.ly/SantoRosarioCatolico 👈 Síguenos y haz parte de nuestro canal: YouTube: https://www.youtube.com/c/TeleVID Facebook: https://www.facebook.com/televid.tv Twitter: https://twitter.com/Canaltelevid Página web: http://www.televid.tv/ Haz tus donaciones en: http://televid.tv/donar/


16:47 ,


Nada puede destruir el pecado que no lo pueda reconstruir el Señor con su misericordia su sabiduría y su poder. Cuatro grandes daños descubrimos en la obra del pecado en nuestros días: pérdida de la paz desorientación en cuanto al propósito de la propia vida soledad asfixiante y ausencia de padre. No puede tener paz el que ha perdido el infinito de Dios porque sigue buscando ese infinito en las cosas que nunca podrán sacarlo. En el laberinto de las idolatrías es imposible encontrar un camino certero y por eso, bajo el imperio del pecado, la vida se convierte en un deambular estéril. Aferrado a su propio ídolo cada pecador levanta altos muros que le aíslan y lo sepultan en su soledad. Roto el puente que le unía con su origen en Dios, el pecador se siente huérfano y finalmente derrotado. Pero donde abundo el pecado sobreabundo la gracia y todo aquello que fue destruido por nuestra rebeldía fue reconstruido en el camino de reconciliación que Cristo marcó con su cruz. Fuente: https://www.spreaker.com/user/fraynelson/en-nombre-de-cristo-les-pedimos-que-se-r_1


15:46 ,


Cierto día el Señor de la Divina Misericordia dijo a Santa Faustina: “Oh, qué gracias más grandes concederé a las almas que recen esta Coronilla”. “A las almas que recen esta Coronilla, mi misericordia las envolverá en la vida y especialmente a la hora de la muerte”. “Escribe: cuando recen esta Coronilla junto a los moribundos, me pondré entre el Padre y el alma agonizante no como el Juez justo sino como el Salvador misericordioso”. Estudio de la Sagrada Escritura Introducción al Estudio de la Biblia https://youtu.be/hFOAmriENIE Curso de Biblia Historia de la Salvación https://youtu.be/E9N4IB1LTs0 Meditando el Evangelio de san Marcos https://youtu.be/LbJ6DB5P9vM La Misa en la Biblia https://youtu.be/sF-KWC0PGQY La Cuaresma en la Biblia https://youtu.be/Jru-DWffoNo #CoronillaDivinaMisericoria #DivinaMisericordia #CoronilladelaDivinaMisericordia


15:00 ,


Vive el #EvangelioDeHoy. Únete con devoción para reflexionar este domingo 14 de octubre de 2018. La reflexión del evangelio de hoy, con el #PadreCarlosYepes, es un servicio gratuito de evangelización digital en redes sociales y televisión realizado por #AménComunicaciones . Buscamos compartir nuestra FE con el evangelio. “LA GRACIA DE DIOS CAMBIA TU MANERA DE PENSAR Y ACTUAR” El mensaje del Evangelio de hoy domingo 14 de octubre 2018, San Marcos 10, 17 - 30, es una invitación para reconocer cómo JESÚS nos llama a dejar y relativizar los bienes terrenales y afectivos para alcanzar la Vida Eterna, la Salvación del alma. FRASES CENTRALES DEL EVANGELIO DE HOY, OCTUBRE 14 – 2018: Jesús, se puso en camino llegó uno corriendo, se presentó ante ÉL y le preguntó: “Maestro bueno, ¿qué he de hacer para heredar la vida Eterna”? Jesús le contestó: por qué me llamas bueno, nadie es bueno, fuera de DIOS. Conoces los Mandamientos: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre. Le contestó, Maestro todo esto lo he cumplido desde mi juventud. Jesús lo miró, lo amó y le dijo: Una cosa te falta, anda, vende lo que tienes, dáselo a los pobres, tendrás un tesoro en el cielo, luego ven y sígueme. A estas palabras, frunció el ceño y se marchó triste, pues era muy rico. Jesús miró a sus discípulos y dijo: “Qué difícil es que un rico entre en el reino de los Cielos” Es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja que para un rico entrar en el reino de DIOS. Los discípulos decían: entonces quién puede salvarse? Jesús, les dice para los hombres es imposible, no para DIOS, todo es posible para DIOS. JESÚS, REFLEXIONA: 1. PONES TU CONFIANZA EN EL DINERO, ANTES QUE EN DIOS, es difícil entrar AL REINO DE LOS CIELOS. Lo explica con la imagen bíblica el camello: es más fácil para él pasar por el ojal de una aguja, antes que el hombre que pone su confianza en el dinero, no en DIOS, llegue al Reino de los Cielos. 2. PEDRO AFIRMA: A) ¿QUIÉN PUEDE SALVARSE? Somos educados para conseguir riquezas, dinero, y para ser alguien necesitamos seguridades materiales. B). La respuesta de JESÚS, para los hombres es IMPOSIBLE,, DIOS lo puede todo, la obra de cambiar mentalidad, ser libres interiormente frente a bienes terrenales, es Acción de la Gracia de DIOS. C). Somos obstáculo a la Acción de la Gracia Divina, por las *codicias *egoísmo *avaricia de poseer y acumular bienes terrenales *el corazón es fascinado por las riquezas del mundo. Los hombres con imposibilidad pueden renovar su corazón, DIOS LO PUEDE TODO, RENOVAR INTERIORMENTE. 3. PEDRO dice a JESÚS: SABES QUE LO HEMOS DEJADO TODO Y TE HEMOS SEGUIDO.. PROMESA – BENDICIÓN DE JESÚS: Les aseguro que quien deje, relativice, casa y tierras, (bienes materiales), hermanos (a) padres – hijos (bienes afectivos), y los deje por mí y el Evangelio, RECIBIRÁ: 1. En esta vida 100 veces más (bienes materiales, terrenales, afectos humanos), aunque sea con persecuciones. 2. En la vida futura recibirá la Salvación del Alma, la Vida Eterna con DIOS. PREGUNTA: ¿Qué hacer? Ante esta Promesa Bendición donde nos deja (no 30, 50 veces más) sino cien veces más. La generosidad de DIOS es desbordada en bienes terrenales y afectos humanos para quienes por la FE supieron renunciar a ellos. . SEÑOR PERDÓNAME porque: 1. Siempre he creído más en el dinero que en TI. 2. Siempre he puesto más la confianza en las seguridades terrenales, que en TI. 3. Siempre he creído más al dios de esta tierra, el dinero y sus promesas de felicidad, antes que creer en la Promesa Bendición que hoy me presentas: les aseguro quien deje, relativice casa, bienes materiales, padres, hermanos, hijos (bienes humanos) los deje por mí y por el Evangelio, recibirá A. en esta vida cien veces más, B. en la vida futura la Salvación del alma y la Vida Eterna con DIOS. NO LO PIENSES MÁS ES CUESTIÓN DE FE, TU DECIDES, EN TU LIBERTAD ELIGE QUE QUIERES PARA TU VIDA. Visítanos en: http://www.amencomunicaciones.com/ Escucha en Amén Radio: http://tunein.com/radio/Am%C3%A9n-Com... Síguenos en Amén Comunicaciones: Facebook Amén: https://www.facebook.com/amencomunica... YouTube Amén: https://www.youtube.com/c/amencomunic... Instagram Amén: https://instagram.com/amencomunicacio... Twitter Amén: https://twitter.com/amencomunica




Evangelio del día lecturas domingo 14 de octubre de 2018 Semana XXVII Tiempo Ordinario Ciclo B Primera Lectura: Del libro de la sabiduría 7,7-11 Salmo 89,12-13.14-15.16-17 R/. Sácianos de tu misericordia, Señor Segunda Lectura: De la carta a los hebreos 4,12-13 Evangelio según San Marcos 10,17-30 Lecturas del Domingo 28º del Tiempo Ordinario - Ciclo B Domingo, 14 de octubre de 2018 Primera lectura Lectura del libro de la Sabiduría 7,7-11: Supliqué, y se me concedió la prudencia; invoqué, y vino a mí el espiritu de sabiduría. La preferí a cetros y tronos, y, en su comparación, tuve en nada la riqueza. No le equiparé la piedra más preciosa, porque todo el oro, a su lado, es un poco de arena, y, junto a ella, la plata vale lo que el barro. La quise más que la salud y la belleza, y me propuse tenerla por luz, porque su resplandor no tiene ocaso. Con ella me vinieron todos los bienes juntos, en sus manos había riquezas incontables. Palabra de Dios Salmo 89,12-13.14-15.16-17 R/. Sácianos de tu misericordia, Señor. Enséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato. Vuélvete, Señor, ¿hasta cuando? Ten compasión de tus siervos. R/. Por la mañana sácianos de tu misericordia, y toda nuestra vida será alegría y júbilo. Dános alegría, por los días en que nos afligiste, por los años en que sufrimos desdichas. R/. Que tus siervos vean tu acción, y sus hijos tu gloria. Baje a nosostros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos. R/. Segunda lectura Lectura de la carta a los Hebreos 4,12-13: La palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo, penetrante hasta el punto donde se dividen alma y espíritu, coyunturas y tuétanos. juzga los deseos e intenciones del corazón. No hay criatura que escape a su mirada. Todo está patente y descubierto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas. Palabra de Dios Evangelio según san Marcos 10,17-30: En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?» Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.» Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.» Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego síguerne.» A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.» Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.» Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.» Jesús dijo: «Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.» Palabra del Señor