Ártículos Más Recientes

00:28
Bloch-Sermon_On_The_Mount

🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹
_”Verbum Spei”_
_”Palabra de Esperanza”_
https://m.facebook.com/ParroquiaSanPabloAcala/
🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸
*20° Lunes Tiempo Ordinario*
*El Evangelio de hoy*
*Mateo 19, 16-22*

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un joven y le preguntó: “Maestro, ¿Qué cosas buenas tengo que hacer para conseguir la vida eterna?” Le respondió Jesús: “¿Por qué me preguntas a mí acerca de lo bueno? Uno solo es el bueno: Dios. Pero, si quieres entrar en la vida, cumple los mandamientos”. Él replicó: “¿Cuáles?”
Jesús le dijo: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, ama a tu prójimo como a ti mismo.
Le dijo entonces el joven: “Todo eso lo he cumplido desde mi niñez, ¿qué más me falta?” Jesús le dijo: “Si quieres ser perfecto, ve a vender todo lo que tienes, dales el dinero a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo; luego ven y sígueme”. Al oír estas palabras, el joven se fue entristecido, porque era muy rico.

*Reflexión:*
A la pregunta que le hace este joven a Jesús sobre qué cosa es necesaria para alcanzar la vida eterna (que puede ser traducida como: “entrar en el Reino”, esto es: para ser feliz), él le responde: “cumple los mandamientos”.
No le pide otra cosa. Es decir, lo mínimo que necesitamos para que nuestra vida se desarrolle dentro del Reino, es ser fieles a nuestros compromisos bautismales. Hoy en día, como seguramente lo fue en tiempos de este joven, la gente no es feliz, pues, no vive de acuerdo a estos simples principios establecidos por Dios, y que tienen como objeto, advertirnos de todo aquello que es dañino para nuestra vida.
La ley, podríamos compararla al aviso que le da la mamá al niño para que no se coma el pastel caliente, que aunque se presenta muy sabroso, ella sabe bien que le hará mal, lo enfermará del estómago. Dios nos ha instruido sobre todo aquello que nos destruye y nos roba la felicidad, por eso Jesús le dice: “Cumple la ley”.
Si queremos que nuestra vida tenga las características del Reino, que se desarrolle en la alegría y la paz de Dios, que pueda ser plenamente feliz, debemos empezar por cumplir los mandamientos. ¿Por qué no haces hoy una pequeña revisión de cómo estás viviendo esta enseñanza de Jesús? Pregúntate si en realidad estás buscando vivir los mandamientos.
(Evangelización Activa).

*Oración*
Señor Jesús, no quiero ser un fanático a quien sólo le importa la vida religiosa por sí misma; quiero ser Cristiano, es decir, un enamorado de ti, que disfruta los ritos, siempre y cuando te comuniquen; que se llena con la vida religiosa siempre y cuando estés tú. Amén.

*Acción*
Hoy durante el día hablaré con Dios, como con un gran amigo o una persona a la que amo, y mis palabras serán de amor constante por él.
🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹
_“Nuntium Verbi Dei”_
_“Mensaje de la palabra de Dios”_
🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸

02:13
Bloch-Sermon_On_The_Mount

🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹
_”Verbum Spei”_
_”Palabra de Esperanza”_
https://m.facebook.com/ParroquiaSanPabloAcala/
🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸
*20° Domingo Tiempo Ordinario*
*El Evangelio de hoy*
*Juan 6, 51-58*

En aquel tiempo, Jesús digo a los judíos: “Yo soy el pan vivo, que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida”.
Entonces los judíos se pusieron a discutir entre sí: “¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?”
Jesús les dijo: “Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no podrán tener vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. Como el Padre, me ha enviado, posee la vida y yo vivo por él, así también el que me come vivirá para mí.
Éste es el pan que ha bajado del cielo: no es como el maná que comieron sus padres, pues murieron. El que como de este pan vivirá para siempre”.

*Reflexión:*
Es curioso cómo siempre nos solemos mover por la sed y por el hambre. De hecho, solamente nos damos cuenta de esto cuando una de estas dos cosas nos hace falta.
También hay otro tipo de sed y de hambre que nos mueve. Una sed y un hambre más profundas. Sed que traducimos en sueños, en proyectos…, ilusiones, incluso problemas en los que buscamos saciarnos pero, al final, el hambre y la sed regresan y cada vez con más intensidad.
¿Qué es lo que nos hace falta? ¿Cómo es que podemos saciar la sed y el hambre que hay en la profundidad de nuestra alma?
Muchos hemos tratado de responder a esta pregunta de diversas maneras, a lo largo de nuestra vida, tomando agua y alimentos que, externamente, parecían estar muy bien pero que, al final, nos intoxicaron. Y también hemos tomado otros alimentos que no necesariamente nos hicieron mal pero que simplemente calmaron nuestra necesidad temporalmente.
Es difícil de creer, pero las palabras de Jesús en el Evangelio no necesitan de metáfora o una imagen para explicarlas pues lo dice muy claramente: “Yo soy el pan de vida”. Es decir, “Yo soy lo que tú necesitas; Yo soy la verdadera fuente que puede saciar tu sed y hambre profundamente. ¿Te has dado cuenta que lo que tú tienes es sed y hambre de Eucaristía?”

*Oración:*
Señor Jesús, sé que en Ti encuentro lo que mi vida necesita. No deseo buscar más. Amén.

*Acción:*
Recibiré en este domingo, con especial fervor, a Cristo Eucaristía.
🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹🔹
_“Nuntium Verbi Dei”_
_“Mensaje de la palabra de Dios”_
🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸